A raíz de las alertas de los usuarios transmitidas por la prensa a finales de septiembre sobre la difusión de algunos mensajes antes de 2009 en las cuentas de Facebook de los usuarios franceses, la Comisión Nacional de Tecnologías de la Información y las Libertades (CNIL) emitió sus conclusiones el martes 2 de octubre de 2012.

Según los análisis de Cnil, los mensajes problemáticos parecen ser exclusivamente mensajes de "pared a pared" y no mensajes enviados a través del sistema de mensajería privada de Facebook. Por otra parte, el Cnil indica que la naturaleza privada del contenido de algunas de las comunicaciones reveladas parece indiscutible, los usuarios tenían de hecho la impresión de enviar mensajes privados cuando utilizaban la mensajería "de pared a pared". Varias razones pueden explicar este estado: la evolución de la ergonomía de Facebook, la modificación unilateral y recurrente de los parámetros de confidencialidad de los datos entre 2009 y 2010 o incluso el reciente cambio automático a la "línea de tiempo" que recorre la historia de las actividades y los mensajes, año tras año, desde que se creó la cuenta.

Para el Cnil, este episodio muestra la necesidad de que las redes sociales sigan sus recomendaciones así como las del G29 (grupo europeo Cnil):

una mayor transparencia para con los usuarios sobre el uso de sus datos personales,

la puesta a disposición de herramientas que ofrezcan a los usuarios un mejor control de sus datos y de la información que publican, la obtención del consentimiento expreso de los usuarios para la transmisión de sus datos a terceros o la activación de nuevas funcionalidades,

configuración de privacidad predeterminada, especialmente cuando las redes sociales cambian unilateralmente sus políticas de privacidad.

El Cnil es responsable de asegurar que la tecnología de la información sirva al ciudadano de una manera que no infrinja la identidad humana, los derechos humanos, la privacidad o las libertades individuales o públicas.

Bufete de abogados DAMY