Si su terreno no tiene salida al mar, a veces es imposible acceder a una carretera pública. Por lo tanto, puede ser necesario recurrir a los fondos de su vecino. ¿Cómo beneficiarse de un derecho de paso? ¿Cuáles son los pasos a seguir para obtener este derecho?

Sus derechos

El propietario cuyo terreno no tiene salida al mar y que, por lo tanto, no tiene acceso o tiene un acceso insuficiente a la vía pública puede reclamar un derecho de paso a su vecino. Este derecho de paso se otorga a cambio de una indemnización cuyo importe es proporcional a los daños causados a los terrenos vecinos. La servidumbre de paso incluye accesos por tierra pero también subterráneos (tuberías....). El derecho de paso cesa tan pronto como el terreno deja de estar sin litoral debido, por ejemplo, a la creación de una carretera o de una vía pública que sirva a este terreno.

La solución amistosa:

El propietario de una propiedad sin litoral debe primero intentar encontrar una solución amistosa con su vecino y concluir con él una servidumbre de paso convencional. Ambas partes deben acordar la ruta exacta del paso mediante un plan. También es necesario acordar la posible compensación que el beneficiario del derecho de paso tendrá que pagar al propietario del terreno vecino, así como el importe de su contribución a los costes de mantenimiento. A falta de acuerdo, el propietario que desee obtener un derecho de paso tendrá que recurrir al juez.

Refiriéndose al juez:

Si no se ha llegado a un acuerdo amistoso con el vecino, el propietario del terreno enclavado debe solicitar al tribunal regional la ubicación del terreno en disputa. El juez puede designar a un perito judicial para que compruebe si el terreno está realmente sin litoral o no y, a continuación, determinará la ruta del derecho de paso. Cabe señalar que la ley establece ciertos criterios para el ejercicio del derecho de paso: el paso debe realizarse por el lado donde la ruta sea más corta entre el terreno sin litoral y la vía pública, y en el lugar donde este derecho de paso sea menos perjudicial para aquel por el que se ejerce la servidumbre. Por lo general, usted tiene que esperar un año antes de obtener la decisión del juez.

¿Qué puede obtener en la corte?

El propietario sin litoral que gane su caso ante el juez tendrá derecho de paso en las tierras de su vecino y, por lo tanto, podrá imponer su uso a su vecino. Si se ha demostrado que esta servidumbre causa daños (ruido y otras molestias), el juez fija la indemnización pagada por el propietario. Este importe se determina en función de los daños causados y no del valor de mercado del terreno. El propietario también debe asumir el costo de mantener la servidumbre.

Bufete de abogados DAMY, Niza, actualizado en 2016