¿Es interesante reunirse para enfrentar y defender mejor sus derechos? LAS CONDICIONES QUE DEBEN CUMPLIRSE. La creación de una asociación de víctimas es posible cuando un cierto número de personas han sufrido juntos el mismo daño. Es necesario entonces depositar los estatutos, elegir un presidente, dotarse de una oficina que actuará en nombre de la asociación. Además, es posible unirse a una asociación existente.

PARA SER BIEN ACONSEJADO. Reunirse en una asociación le permite estar mejor informado. Las víctimas pueden desarrollar estrategias conjuntamente, consultar con abogados y, por lo tanto, abordar mejor el asesoramiento jurídico y las opciones que deben tomarse durante las actuaciones.

PARA OBTENER UNA MEJOR COMPENSACIÓN. La asociación de víctimas facilita la defensa de los derechos a la reparación: por ejemplo, la reparación plena cuando se es víctima de lesiones corporales, o la reparación de daños materiales después de un desastre natural. La asociación de víctimas tiene más peso en las negociaciones y los procedimientos judiciales. Sus reclamaciones también son más coherentes y, por lo tanto, más fáciles de procesar para las aseguradoras o los fondos de garantía.

PARA PODER PRESENTAR UNA DEMANDA CIVIL. En la medida en que cumpla con los requisitos del Código de Procedimiento Penal, la asociación puede acceder a todos los elementos del expediente, solicitar acciones al juez y participar en la búsqueda de la verdad.

COMO MEDIO DE PRESIÓN. Juntas, las víctimas ejercen una mayor presión sobre el poder judicial, las aseguradoras y las autoridades públicas. En el marco de las acciones preventivas, una asociación también puede luchar para ayudar a mejorar la legislación, las normas y la protección.

Société d'Avocats DAMY, Nice, Pourquoi créer une association de victimes, Mise à jour 2017.