Ce site utilise des cookies afin d’améliorer votre expérience de navigation.
En poursuivant votre navigation, vous acceptez l’utilisation de cookies et autres traceurs à des fins de mesure d’audience, partage avec les réseaux sociaux, profilage.

La société d’avocats Damy

La Société d'avocats Damy à Nice assure une prestation de haut niveau, de la consultation d’un avocat à la représentation en justice. Les avocats du cabinet sont compétents en droit des affaires, des sociétés, droit immobilier, droit bancaire, droit social, droit des victimes et cas de dommages corporels. Membre de l’Association des avocats praticiens en droit social, Maître Grégory Damy dispose de certificats de spécialisation.  

Una nueva sentencia completa el marco jurídico aplicable a las condiciones de acceso del empresario a los correos electrónicos de los empleados.

En sentencia de 16 de mayo de 2013, la Sala de lo Social del Tribunal de Casación recuerda que "todos los correos electrónicos enviados y recibidos por el trabajador utilizando la herramienta informática puesta a su disposición por el empresario para las necesidades de su trabajo se presumen de carácter profesional, de modo que el empresario tiene derecho a abrirlos sin la presencia del interesado, a menos que el trabajador los identifique como personales".

En el caso de autos, la dificultad radicaba en el hecho de que el empleado presentó el correo electrónico en cuestión como personal, en particular porque no llevaba el nombre de su empleador. Declaró que había recibido por este medio mensajes profesionales y personales protegidos por el secreto de la correspondencia, que, a su juicio, prohibían el acceso sin su autorización.

El Tribunal de Casación recordó que, al no ser identificados específicamente como personales, los mensajes en disputa deben ser considerados como profesionales y, por lo tanto, susceptibles de ser leídos por el empleador.