Un servicio de comunicación en línea dirigido al público, que dirige sistemáticamente a los usuarios de Internet, mediante la aparición de palabras clave sugeridas, a sitios que contienen grabaciones puestas a disposición del público sin la autorización de los artistas intérpretes o ejecutantes o de los productores de fonogramas, ofrece los medios para violar los derechos de los autores o los derechos conexos. Las medidas para evitar o poner fin a esta infracción mediante la supresión de estas palabras clave están justificadas en la medida en que pueden contribuir a remediarla dificultando la localización de los lugares en litigio, aunque no haya motivos para esperar que sean completamente eficaces. En este caso, conocido como Google Suggest, esta característica hizo que la Unión Nacional de Editores Fonográficos (National Union of Phonographic Publishers) saltara cuando se dio cuenta de que los nombres de artistas musicales o los títulos de álbumes o canciones podían asociarse con las palabras "torrent", "Megaupload" o "Rapidshare" (designando un protocolo y sitios de descarga de archivos respectivamente). Al ver una infracción de los derechos de autor causada por el contenido de un servicio en línea, esta organización profesional de defensa de los derechos de autor intentó, sin éxito, obtener una medida destinada a prevenir o poner fin a esta infracción, sobre la base del artículo L. 336-2 del Código de la Propiedad Intelectual (París, 3 de mayo de 2011, D. 2011). Al visado del mismo texto y del artículo L. 335-4 del mismo código, el Tribunal de Casación acaba de anular la sentencia que lo había rechazado. Una vez más, la medida está prevista teniendo en cuenta a los usuarios de Internet, lo que no afectará en modo alguno a la "puesta a disposición del público" ilegal por parte de sitios de terceros. Maître Grégory DAMY, abogado en Niza - Costa Azul.